Wednesday, June 29, 2005

La preposición "cabe"

Arriesgaría a decir que, junto con los meses y los días, las preposiciones encabezan el listado de los contenidos que son enseñados en forma secuencial y de memoria. Al menos, así los ha aprendido mi generación, y supongo que también todas las que me antecedieron. Del mismo modo que repetimos "enero, febrero, marzo, abril..." o "lunes, martes, miércoles, jueves...", así también decimos las preposiciones. El listado completo que aprendí en mi escuela primaria, si mi memoria no falla, era el siguiente: "a, ante, bajo, cabe, con, contra, de, desde, en, entre, hacia, hasta, para, por, según, sin, so, sobre, tras".
Los años no vienen solos, y afortunadamente he aprendido -formal o informalmente- qué es una preposición, cuándo se emplea, qué funciones cumple en la oración, cuál es su relación con los verbos y muchas otras cosas. Sin embargo, el listado permaneció allí, imborrable en mi memoria.
Una consulta que me hicieron recientemente me hizo reparar en la preposición "cabe". Me preguntaban, concretamente, si era correcto emplearla en una frase similar a la siguiente: "Cabe aclarar que las clases terminan en diciembre". Sin dudarlo, respondí que en ese caso "cabe" no era una preposición, sino un verbo: se trataba de una voz del verbo "caber". Enseguida intenté buscar un ejemplo que me permitiera ilustrar el uso correcto de esta preposición, pero en segundos caí en la cuenta de que no conocía su significado. ¡Y eso que llevaba unos veinte años repitiéndola! Acudí entonces a mis diccionarios y libros de gramática. Algunos de ellos ni siquiera la incluían, como dándola por desaparecida. La definición apareció sin embargo en varias obras de referencia, entre ellas, el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) y el maravilloso Diccionario de uso de María Moliner. La preposición "cabe", supe entonces, significa "cerca de, junto a". Como bien nos indica el DRAE, ha caído en desuso, y sólo permanece en ciertos usos poéticos. Algunas frases sencillas que la contienen pueden ser: "la escuela está cabe la plaza", o "la silla se encuentra cabe la mesa". ¿Cómo podía ser que nunca hubiera sabido el significado de una palabra que llevaba años repitiendo de memoria? ¿Lo sabían mis maestros? ¿O también ellos la habrán repetido como un elemento más (olvidado y desconocido) dentro de un listado?

4 Comments:

At 2:07 PM, Blogger Mariel said...

Mariano: una vez más, buenísimo tu artículo. Cuando leía pensaba en alguna oración con el empleo de "cabe" y se me ocurrió "ese comentario no cabe"; por supuesto, también estaba usando el verbo "caber" y cuando terminé de leer me di cuenta de que jamás había leído "cabe" usada como preposición.
A propósito, "so", ¿¿se sigue usando?? se me ocurre: cruzar el semáforo en rojo, so riesgo de chocar. ¿Es correcto?

 
At 7:46 PM, Anonymous Juana Bruno said...

Muy buenos Mariano tus artículos sobre el idioma.
Te escribí dos veces los comentarios sin suerte de poder enviarlos
Gran preocupación nos une como la deformación del idioma.
Como dice Mariel so riesgo de equivocarnos, ¿se seguirá usando?
Nos invaden los signos, los verbos mal usados y otros como el "nada" incorporado a las conversaciones como muletilla que no tienen sentido, y la expresión "listo, chau" reemplazando al "gracias" que hace años y no "tiempo atrás" venimos utilizando.
Felicitaciones por tu weblog, lo seguiré visitando
GRACIAS
Juana

 
At 9:38 PM, Blogger Orlando said...

This comment has been removed by the author.

 
At 9:42 PM, Blogger Orlando said...

¿presidenta o presidenta? ¿cuándo usar "antes que" y cuándo "antes de que"? ¿"sea como sea" o "sea como fuere"? ¿"puede ser" o "pudiera ser"? "¿es correcto "seas quien seas"? ¿Y "caiga quien caiga"?¿"no sabía si lo había hecho" o "no sabia que lo hubiera hecho"?

Gracias

 

Post a Comment

<< Home